Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 2 de diciembre de 2016

Las mejores marcas de camisones de lactancia


Las mejores marcas de camisones de lactancia

Que el pecho aumente de tamaño durante el embarazo suele alegrar a muchas mujeres. Pero también puede crear cierta incomodidad, sobretodo a las que presentan un volumen de pecho bastante importante. Si además se opta por la lactancia materna, habrá que encontrar un espacio en el sujetador para acoger el pecho lleno de leche. Pero no hay por qué preocuparse, es posible encontrar la ropa adecuada en la gama de lencería femenina y de camisón de lactancia para madres lactantes.

La primera pregunta que nos planteamos es sobre la talla del sujetador. ¿En qué momento y cuántas tallas va a aumentar el pecho a lo largo del embarazo? Esto puede variar de una mujer a otra. Ciertamente, el volumen aumenta, y el cuerpo se ensancha igualmente. Esto puede ser muy notable durante el primer mes de gestación. De hecho, suele ser el aumento de pecho el signo indiscutible de que se está embarazada.


Por lo general, el pecho vuelve a transformarse en los dos últimos meses de embarazo. Finalmente, si se decide dar de mamar al bebé, en las primeras semanas el pecho aumenta considerablemente. Después recupera su tamaño al final del embarazo.


Un consejo práctico

En cuanto el pecho aumenta, y la mujer se siente incómoda, es el momento de cambiar de sujetador para una correcta sujeción. Se puede optar por modelos evolutivos, que contrariamente a la lencería tradicional, y no de maternidad, pueden servir para más ocasiones.

Tampoco conviene olvidarse de medir la anchura de la espalda y de la copa del pecho cuando se reduzca el volumen después del parto, puesto que no es seguro que la lencería anterior al embarazo pueda seguir sirviendo. Toda mujer sabe por experiencia propia o porque así lo ha visto que la morfología varía considerablemente después del parto.


Una lencería adaptada

¿Con o sin armazón? Digamos que esto depende de los hábitos y del tamaño del pecho. Algunas mujeres prefieren el balconnet para sentirse bien “sujetas”. Hasta el octavo mes de embarazo, este tipo de sujetador no debería apretar demasiado el pecho. En términos de diseño, se parece mucho a la lencería clásica por la que optan las mujeres con un pecho generoso. El caso contrario ocurre con los sujetadores sin armazón, que tienen tendencia a dar una forma más redondeada y generosa.

Por el contrario, al final del embarazo, y por la noche, lo ideal es optar por un sujetador deportivo y un camisón de lactancia. Son muy cómodos, y ofrecen una sujeción muy agradable, sin presionar el pecho ni la parte superior del vientre.



La lencería para madres lactantes

Evidentemente, si se compra ropa durante el embarazo, y se tiene la intención de dar el pecho, conviene escoger camisones de lactancia. Como este tipo de ropa se va a llevar prácticamente todo el día durante el primer mes, habrá que tener como mínimo dos camisones de lactancia con los que sentirse a gusto, nos referimos especialmente a un sistema de apertura bien adaptado. Algunas marcas como Happy Mama Boutique, Cornette, o Italian Fashion IF ofrecen modelos ideales y de gran calidad.

Un camisón de lactancia es una prenda útil, práctica y cómoda para toda mujer lactante. Al final, de lo que se trata es de sentir un gran confort por el aumento del pecho, y poder liberar fácilmente la mama a la hora de dar de mamar al bebé, sin necesidad de desnudarse durante la noche.

0 comentarios:

Publicar un comentario