viernes, 2 de octubre de 2020

Sedentarismo, auténtica epidemia


Sedentarismo, auténtica epidemia


El control de la dieta, del tipo y la cantidad de alimentos que consumimos, constituyen aspectos a lo que la población presta una enorme atención como factores determinantes del estado de salud. Sin embargo, se le da mucha menor importancia a la cantidad de energía gastada a través de la actividad física, a pesar de que ambos aspectos están íntimamente relacionados. El sedentarismo se define como la inactividad física o falta de actividad física, se está convirtiendo en una clara epidemia de los países de primer mundo. La activación física, que la Organización Mundial de la Salud define como cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos, con el consiguiente consumo de energía.

A lo largo de los últimos años se han realizado un sin fin de estudios epidemiológicos y experimentales en los que sus resultados han confirmado que la inactividad es causa de enfermedad y que existe una relación dosis / respuesta entre actividad física y forma física, mortalidad global, ya que la actividad física contribuye a la prolongación de la vida y a mejorar su calidad por medio de beneficios fisiológicos, psicológicos y sociales que genera la activación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.